viernes, 27 de junio de 2008

Síntesis de los videos



I video
Muy pocas personas superan el nivel educativo y económico de sus padres, lo mínimo que una persona debe tener es secundaria completa.
Antes de los años 50 no había necesidad de estudiar ya que no había una sociedad de consumo como ahora.
Los cambios en nuestro país se reflejan en que antes la educación era sinónimo de movilidad social y ahora no.
Hay mucha desigualdad.
Los jóvenes desertan de la educación para suplirse de gustos superfluos que no pueden tener sino trabajan aunque eso signifique deberle a un banco o comprar a crédito, etc.
Antes no había tanta repitencia entre otras cosas por que se abarcaban los contenidos que eran pocos que abrían las puertas a las personas para una vida sencilla.
LA economía crece de formas desiguales.
En los colegios y escuelas falta infraestructura, para todos los niños y jóvenes del país.
El gobierno de Arias hace invierte menos en educación así como lo hizo en su administración.
Un señor dice que quiere sacar el bachillerato para que no lo vuelvan a manipular.
II video
El cantón más pobre de todo el país es Talamanca, pero su pobreza no está en el cantón en sí, sino en sus pobladores.
Son los excluidos del país, es una zona de explotación y marginación.
Sin embargo es de las zonas con mayores niveles culturales, biológicos y productivos.
En la Región Huetar Atlántica se produces $586 millones y no queda nada en el lugar todo el dinero se va.
Los mismos pobladores dicen que el desarrollo debe de ir de la mano con lo que los mismos pobladores saben hacer, de su capacidad.
En este lugar se producen productos limpios orgánicos y son mal pagados.
Problemas ambientales, como por ejemplo inundaciones.
Los niños deben de levantarse desde las tres de la mañana y a veces caminar durante tres horas por montaña y trillos, zonas de derrumbe, no por caminos, solos para poder llegar a la escuela.
La señora Isabel Román (Estado de la Nación) indica que la población en Talamanca es de aproximadamente 9 personas por kilometro cuadrado y es por esto y por el difícil acceso al lugar que resulta muy costoso llevar un EBAIS o una escuela.
Se hace necesario que el cantón progrese, pero que sea un progreso que no dañe la naturaleza.
La escuela debe contextualizarse a las necesidades de la zona, incorporando las lenguas indígenas y dando oportunidad de que los jóvenes puedan trabajar después de estudiar.
En el video se reconoce que Costa Rica está muy lejos de ser “la Suiza centroamericana” de la que tanto se habla.

III video
Esta comunidad se encuentra a 3 horas del colegio más cercano, del médico, de la electricidad y de la carretera. La persona entrevistada relata que los cinco hijos que tiene no los ha podido mandar al colegio, situación que se repite en el resto de las familias, debido a la difícil situación económica, además de otras dificultades que enfrentan como lo es el hecho de que el hospital este a ocho horas de camino y a la inexistencia de transporte.
Por día recogen un aproximado de 300 piangüas, las cuales a un precio de doce colones representan 3600 colones que entre seis personas serán seiscientos colones por día, sin embargo esta piangüa alcanza un valor de 125 colones en San José.

Comentario:

Actualmente las personas no son importantes por lo que saben, sino por lo que tienen; el tener muchos bienes, es sinónimo de un status ficticio que es alimentado por las tendencias consumistas y los estereotipos que la publicidad alimenta por medio de un bombardeo masivo, esto causa que los jóvenes prefieran salirse del colegio para satisfacer estas necesidades a toda costa, esto aunado a la falta de infraestructura en las escuelas y colegios a lo largo del país y a la poca importancia que el gobierno actual le da a este rubro, el cual va por el mismo camino de la primera administración de don Oscar Arias, provoca que la educación para todos sea cada vez más un mito
La brecha que separa a ricos y pobres cada día se nota más; lo primero que hay que satisfacer son los beneficios de las hélites dominantes del país, dejando de lado los intereses del pueblo, el cual cada día adolece más las malas decisiones de gente sin escrúpulos que buscan solo aumentar sus arcas . Para muestra un botón, el cantón que históricamente ha sido marginado por los gobiernos de turno, es tan rico en recursos pero tan pobre en cuanto a la calidad de vida de sus moradores ¿Cómo es esto posible? No hay otra respuesta a esta interrogante más que la explotación y el olvido en el que se encuentra este cantón, ubicado en la Región Huetar Atlántica. Es impresionante saber que es uno de los que más produce en nuestro país, no obstante esta riqueza no se ve reflejada en las personas del lugar, ya que ellos son solamente peones los cuales tienen “derecho” solamente a sueldos miserables; además de la distribución desigual de la riqueza sus pobladores tienen que enfrentar problemas como la falta de acceso a servicios de salud y de educación.




Situación parecida sucede en la población de piangüeros los cuales están obligados a mantener un trabajo que nunca los va a sacar de la pobreza, debido a que son explotados de forma descarada por los comerciantes, quienes les pagan un insignificante monto por la piangüa que a su vez es vendida a un precio mucho mayor en San José, situación que mantiene el circulo vicioso de explotación sin medida.


Después de observar estas tristes realidades, es preciso preguntarse qué hace el gobierno por tratar de mejorar la situación de estos costarricenses. El Problema actual es que se piensa que al brindar una pequeña ayuda mensual o un bono, se logra satisfacer las necesidades de estas personas, pero es sabido que no son la solución para erradicar este mal, porque el hecho no es darles el pescado, sino enseñarles a pescar para que cada vez que tengan necesidades sean ellos mismos los que puedan suplirlas, sin embargo esto solo se puede lograr brindando las mismas oportunidades de acceso a la educación, brindarles la capacitación sobre como mejorar y vender los productos y por supuesto evitar que los intereses de pequeños grupos den pie a la explotación y a la marginación a la que han sido sometidos durante todas sus vidas.

No hay comentarios: