viernes, 4 de abril de 2008


Globali...qué?

  • A todas luces es un hecho que el mundo actual se encuentra viviendo bajo el signo de la globalización.

Globalización= “mercado para todos, nuevas oportunidades para superarse, países sin fronteras para obtener mejores beneficios”
Claro esta que estas, afirmaciones que se oyen desde que inicio la ola de la globalización, no son completas mentiras son lo que conocemos como verdades a medias; ya que si realmente terminamos esas frases, más o menos se leen así:

Mercados para todos, aquellos países que tienen el suficiente potencial económico, para aprovechar las oportunidades que se les brindan.

Nuevas oportunidades para superarse, aprovechando los recursos de los más débiles, en pro de mi crecimiento y expansión territorial.

Países sin fronteras para obtener mejores beneficios, recordando que las potencias mundiales y los países más desarrollados son los que encontraran mejores oportunidades.

La globalización vislumbra en nuestra realidad en todas las cosas que nos rodean desde la comida, la ropa que vestimos y hasta en las palabras que usamos para comunicarnos. Es casi imposible no conocer de la idea o al menos haberla escuchado nombrar, sin importar si se conoce a fondo o no su significado.

Esta disolución virtual de las fronteras nos ha encasillado en un mundo donde las costumbres autóctonas de determinado pueblo pasan a segundo plano y se adoptan como propias las del modelo vigente que se nos quiere vender, lo que tiene como consecuencia que por ejemplo en sociedades tan conservadoras como la china se vea a sus pobladores vestir jeans y tenis, además de comer en lugares como Mc Donalds.

  • La desigualdad y el empobrecimiento de sectores de la población mundial concomitantes a los procesos de globalización, no sólo han interesado a académicos y estudiosos de los fenómenos socioeconómicos involucrados, también los gobiernos de los distintos países y algunas instituciones de ayuda multilateral.

Desde que se volvió común escuchar la visión de una “Aldea global” se nos ha vendido y promocionado la grandiosa idea de que este cambio es necesario y que cada país debe incorporarse para poder subsistir y tener mejores condiciones socioeconómicas, sin embargo lo único que se ha logrado es beneficiar a unos pocos sectores de la minoría pudiente, haciendo más evidente la brecha entre los que tienen y los que no. La pobreza ha estado presente desde siempre, sin embargo la brecha que separa a los pobres de los ricos es cada vez mayor y en la defensa de los que tienen menos recursos siempre hay quienes quieren de forma solidaria mejorar la situación. Pero entonces viene la pregunta ¿Será ayuda desinteresada o solo un temor de que las cosas se salgan de control?.

Conforme se acrecentó la desigualdad entre los estratos sociales se puso el grito al cielo por parte de algunas personas o entidades sociales que no pasan de ser cortinas de humo que distraen de la vista pública el verdadero problema que ha generado esta nueva forma de vida que se nos ha impuesto, además de crear un ambiente de incertidumbre en nuestro futuro inmediato.
Los gobiernos juegan con los datos y la información engañando a su población haciéndole creer que están interesados en arreglar la situación y se involucran instituciones que a su vez quieren hacernos creer que entre lo social y la economía no deben haber lazos.

  • “globalización” ha recibido múltiples acepciones que van desde lo cultural, lo ideológico, lo político y lo económico, siendo este último elemento lo que constituye el parámetro más visible y para muchos lo definitorio del concepto.
El hecho es que en el ámbito en el cual lo reconocemos mejor es en el económico, en especial en nuestro país, ya que la gran maquinaria gubernamental nos vende la idea de que abrir los mercados, eliminando los límites y las fronteras mejorará la situación de ingobernabilidad y de desesperanza que vive nuestro país, convirtiendo a la economía en la salvadora esperada, pero la realidad es que mientras más nos dicen que se cerraran las brechas, estas cada vez se hacen más grandes...
Ante estas verdades el panorama cambia por completo, ya que encontramos a flor de piel una verdad, que a muchos (los privilegiados) no les gusta oír; debido a que se trae al suelo lo que por tanto tiempo han tratado de inculcarle al proletariado o en otras palabras a los países subdesarrollados.
La economía es quizás el verdadero tema en el trasfondo de la globalización, ya que lo que importa es el dinero; de forma tal que para conseguirlo, se puede hacer de las formas más viles o por el contrario más diplomáticas que exista; pero siempre tomando en cuenta la mentira y el engaño para conseguir lo que se quiere. Un vivo ejemplo de lo anterior, son los tratados de libre comercio, en donde tratan de vender sus falacias, disimulándolas, con las palabras y frases que todos quieren oír, como por ejemplo: apertura a mercados más grandes, mejores empleos, más dinero; en fin como lo mencionamos al principio solo verdades a medias.
  • Definiciones presentes en el texto:

    · Rolando Cordera (2000) sostiene que tal fenómeno es inherente al capitalismo como forma de organización económica, pero que en los últimos 25 años este proceso se ha tornado más dinámico adquiriendo características específicas.
    · Hitt Ireland y Hoskisson (1997, citado en Caro, 1998) sostienen que la globalización consiste en difundir las actividades económicas alrededor del mundo y en los ajustes especialmente culturales y políticos que la acompañan.
    · Para Kanter (1996, citado en Caro, 1998), la globalización se caracteriza por la convergencia de dos fenómenos: de un lado, la pérdida, o mejor dicho, el relajamiento del control político por parte de los gobiernos nacionales, que se expresa en el abandono progresivo de las pretensiones regulatorias.
    · Manuel Castells (1995) la define como la integración global que emana del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información y los procesos de reestructuración en el modo de funcionamiento de la economía capitalista.
    · Rhina Roux (2002), menciona la globalización como un sinónimo de destrucción de identidades y formas de organización colectivas, además de la fragmentación de la vida social.

    Se concluye que la globalización es un proceso que integra actividades económicas, sociales, políticas y culturales por medio de la desaparición de fronteras geográficas, materiales y espaciales.

Las definiciones convergen en la idea de que la globalización esta fuertemente ligada a un sistema económico capitalista en el cual los gobiernos se hacen a un lado dejando la economía en manos de los economistas, se “relajan” ante la globalización, y es exactamente lo que sucede en nuestro país, donde se trata de imponer la decisión del pueblo, una decisión apurada, manipulada, mal informada, una decisión obligada y que fue tomada después del movimiento de fuertes, enormes, cantidades de dinero traducidas en propagada sucia en la que se les llama socialistas a todo aquel que no apoya el libre comercio, pero se abre el comercio a China (socialista), se abre el comercio sin defender los derechos de los ciudadanos. Es cierto que la globalización encarna en si misma muchas elementos que van desde lo cultural hasta lo económico, pero no cabe duda que es en este último que tiene su asidero más profundo, ya que a todas luces los intereses económicos del capitalismo que subyacen a esta nueva filosofía de vida son más fuertes que las demás acepciones nombradas anteriormente y que forman parte del concepto de Globalización y de las políticas de expansión económica de los países del primer mundo, ya que se dejan de lado aspectos tan importante como lo es la parte social y cultural que son parte de cada país.

  • Actualmente, en distintos espacios académicos, gubernamentales y privados continúa vigente el interés por explicar las causas del por qué unas economías sí pueden aprovechar las ventajas y crecer: mientras que otras se mantienen en el atraso.
    La economía global no ha resultado en un crecimiento sostenido, como inicialmente se postulaba; sino, por el contrario, presenta cada vez más una situación de estancamiento y gran volatilidad del crecimiento económico, que conduce inevitablemente a incrementar las desigualdades y a acentuar la pobreza y exclusión, especialmente en los países en desarrollo.

Si bien es cierto la globalización involucra más que sólo economía en lo que respecta a lo cultural, la situación más crítica es que la identidad nacional, casi inexistente ya, es la prostituta del poder y se contonea al ritmo de la democracia que se puede pagar en la TV. ¿Cuál es la aldea global que queremos…En la que somos solo un peldaño de las potencias?, ¿Por qué no se ve el interés de los representantes del pueblo que “son del pueblo y para el pueblo”?, ¿Cuál es el desarrollo que desean alcanzar?,( ¿el propio acaso?). Se dice que no hay crecimiento sostenido, y ¿Qué tal del desarrollo sostenible?, ¿Qué pasa con la naturaleza, con los recursos naturales, donde se contemplan sus destrozos? Tal vez no deberíamos enfocarnos solo en lo económico que de todos modos, ya esta claro que esta mal.

En fin en eso termina nuestra dichosa globalización, en simple empobrecimiento, para los menos afortunados y en más aprovechamiento para los ricos y famosos.

¿Cómo investigar a partir de mi práctica educativa? Lo que aprendimos con la master Roxana


Hoy tuvimos la amena visita de la Master en Educación, Roxana Morales Bonilla; quien compartió con nosotros una charla acerca de cómo motivar e iniciar el proceso de investigación, partiendo de principios elementales, con los que debe contar dicho proceso.

Dicha charla, citó ciertos aspectos como:

De donde se parte para investigar.
Con que debe iniciar una investigación
Atributos necesarios que debe tener el proceso de investigación.
Algunos pasos básicos que contiene la investigación.
Y el para nosotros uno de los más importantes la necesidad de investigar con interés y sin inhibiciones.



La profesora Roxana nos trasmite mucha paz, es una docente de vocación, además de ser multifacética ya que ella no se encasilla en una sola disciplina sino que ha encontrado el hilo conductor que conecta la educación con la sociología y la investigación.

En la charla ella partió de la siguiente idea: “la investigación debe de ser parte de la vida laboral de un educador, y recalcó además que tenemos igualdad de oportunidades para crear artículos de investigación y que esto no es exclusivo de científicos ni de personas con grandes dotes inalcanzables”. Más bien se trata de explotar lo que hacemos constantemente en nuestra práctica diaria, para empezar a producir de nuestra experiencia escritos que perpetúen lo que aprendemos y podamos no solo crecer de forma individual, sino compartir con nuestros compañeros los conocimientos que alcanzamos en la interacción con los niños, los demás compañeros y la comunidad.

Entonces podemos decir que la investigación, no es solamente para las personas que cuentan con grandes currículos, sino que cualquier persona que tenga el interés y la motivación de hacerlo puede hacerlo, asumiendo claro esta la responsabilidad en cuanto a las consecuencias de entender, reconocer y aceptar que no todas las personas van aceptar nuestros puntos de vista, ya que no todas las personas tenemos la misma perspectiva en cuanto a las diferentes aristas que puede tener una investigación. Debemos actualizarnos y ser flexibles ante otros puntos de vista que difieran de los nuestros.


La profesora por medio de la charla creó en nosotros una idea diferente de lo que conlleva elaborar trabajo de investigación, nos mostró otra cara de lo que implica trabajar en proyectos de esta índole, ya que debe abarcar valores, ideas, pensamientos y etc.

La función del educador como investigador debe tomar otra perspectiva en base a las prácticas culturales y cambios académicos, tomando en cuenta los valores, practicas normas, pautas; reflexionando sobre las implicaciones educativas, sociales y políticas que conlleva el ser investigador, a partir de nuestra realidad inmediata y en función de los valores anteriormente mencionados.

La investigación debe de responder no solo a nuestro deseo de encontrar respuestas a las preguntas con las que arranca el método científico, sino que debe de responder a las necesidades de la comunidad y sobre todo tomar en cuenta el contexto de los elementos de nuestra investigación, debemos ser tolerantes, analíticos, reflexivos, estar en constante retroalimentación e interactuar con la realidad y el momento en el que estamos para que sea real, o que responda a la realidad, no debemos homogenizar, ni las situaciones ni a las personas y tenemos que ser concientes de que nuestro trabajo exige responsabilidad de que lo que haremos estará proyectado a diferentes personas con sus diferencias individuales.

Como educadores debemos incentivar la capacidad de asombro que tienen sobre todo los niños en las edades tempranas que tienen esa habilidad nata de investigar todo lo que le rodea, sin menospreciar los descubrimientos por más pequeños que sean para no incurrir en la pronta aniquilación de ese deseo de aprender el por qué del funcionamiento de todo nuestro ambiente inmediato.

Nuestra labor no debe encasillarse en la práctica, debemos de ser creadores de una pedagogía que pueda aplicarse en las aulas, enriqueciéndola, madurándola, mejorándola, cambiar la pedagogía de la respuesta por la pedagogía de la pregunta.


Hace unos días un profesor de la UNED, mencionó a Paulo Freire, haciendo mofa de que en la UCR se veía como si se tratara de la ultima innovación en educación y en ese momento no tuve como contradecirlo a pesar de que creo que sus ideas son como la Biblia siempre esta vigente y aunque pasen los años sus teorías continúan siendo contextuales.

La Master Roxana Bonilla ha sido una gran inspiración para ese cambio tan necesario que necesitamos de incentivar la cultura investigativa y sobre todo la cooperación que se debe dar para que todos aprendamos de los descubrimientos de los demás, tolerando desde luego cualquier punto de vista de una forma objetiva. Además de que es una persona que irradia un gran carisma y esas ganas de transmitir todo su conocimiento de una forma amena y practica, interactuando con los presentes y aceptando todos los puntos de vista.